El Centro Integral de Atención a Niños Excepcionales (CIANE) cerró su primer año de funcionamiento con un panorama auspicioso. Inició el 2022 trabajando con cinco niños y va a despedir el año con más de veinte.

Bajo la premisa del trabajo en equipo, conductores de la entidad, profesionales y padres, buscan el crecimiento de una institución que buscará concretar, como próximo desafío, un playón deportivo.

CIANE nació en 2006 a partir de la unión de padres y amigos de niños con discapacidad que plantearon la construcción de este Centro de Rehabilitación.

Su principal objetivo fue poder brindar terapias y contener a las familias. El Centro de Atención a Niños Excepcionales funciona de lunes a viernes, de 8 a 18 horas en su sede en la Ruta 30 km 118.

«La Asociación de Padres trabajó muchos años. Creo que estamos yendo por el camino correcto que es lo más importante. Fue un año sumamente positivo», explicó Verónica van Olphen, una de las integrantes de la fundación.

A su vez, Sandra Garmendia sostuvo que «no teníamos que ver con la salud, ni somos empresarios, pero como padres sentíamos la necesidad de hacer esto y buscamos de aprender día a día. En Ciane aportamos nuestra mirada, a partir de las necesidades que fuimos teniendo e intentamos allanar un poco el camino. Creo que lo hemos logrado hasta ahora es más que positivo si hacemos un balance, ya que tenemos más pacientes de lo que esperábamos».

También destacaron “se formó un grupo de profesionales excelente, comprometidos, se pusieron la camiseta para desarrollar un trabajo desde el inicio.  Creemos que ellos ven un CIANE con futuro, trabajando bien y nosotros, desde la fundación, hacemos todo lo que está a nuestro alcance para que así sea».

No dejaron de lado el acompañamiento de la sociedad tandilense al indicar que «desde que empezamos nos ayudaron en todo. Cuando nadie nos conocía y pedíamos colaboraciones, la gente de Tandil estuvo para aportar su pequeño granito de arena. Siempre creyeron en este proyecto y todo lo que aportaron está acá. Hoy tenemos socios desde el primer día y actualmente un grupo de madres que colaboran están reanudando la campaña de socios. La respuesta de la comunidad es sumamente positiva y eso nos da un impulso para continuar trabajando. Nos gustaría contar con una mayor cantidad de asociados para tener una base mensual que nos garantice poder cumplir con los tratamientos y plantear nuevos avances».