La Usina de Tandil llevó adelante un programa educativo, basado en la evolución de la energía en la ciudad.

850 alumnos de distintos establecimientos de nuestra ciudad, durante 30 jornadas, participaron este año de “Usina Educa”, el proyecto educativo de la distribuidora de energía local, en conjunto con la Cámara de Transporte de Tandil.

El tour educativo se refirió sobre la evolución de la energía en la ciudad, desde la fundación de la empresa el 8 de marzo de 1936: la puesta en marcha del primer grupo electrógeno de 625 Kw, la sala de motores con ocho máquinas con 10.000 KW en 1961; hasta la instalación de un surtidor para autos eléctricos y el Parque Solar en Desvío Aguirre.

Las escuelas y colegios que participaron de las jornadas fueron las escuelas N°7; N°34; N°10; N°21; N°37; N°503; N°53; N°58; N°11; N°25; el Colegio San Ignacio; Colegio de la Sierra; Sagrada Familia; Estrella de Belén y Colegio Martín Rodríguez.

Usina Educa, estuvo coordinado por la Cra. Milagros Mallo, y contó con la participación de los ingenieros Guillermo Saab (Usina) y Cirilo Espain (Usicom Renovables) y Winny Ferraro.

La Usina de Tandil viene implementando desde el año 2010 un programa educativo que comenzó con la puesta en escena la obra de teatro “Hágase la luz” que tuvo dos ciclos y convocó a unos 10.500 alumnos de escuelas públicas.

El programa denominado “Energía más educación” tuvo como objetivo generar conciencia sobre temas relacionados con el uso razonable de la energía, la prevención de accidentes eléctricos, problemas como las conexiones clandestinas y el robo de cables.

La iniciativa tuvo su continuidad con “Cuídese la luz” también con la realización de “Los escruchantes”, que tuvo como objetivo generar conciencia en el uso y manejo de la energía, a través de los más pequeños.

La obra fue premiada en la 14° edición de los premios ATINA a la labor del teatro para niños y adolescentes, del año 2019.

El presidente de la Usina, Cr. Matías Civale, destacó que el objetivo de las propuestas educativas es “apostar a los más jóvenes para concientizar sobre lo difícil que es generar la energía, poder distribuirla y que llegue a su casa. Creemos que, de esa manera, también la van a cuidar”.

“Los chicos tuvieron la posibilidad de recorrer no solo las instalaciones de nuestra sede, donde vieron los motores que desde 1936 funcionaban y generaban energía, sino también la modernización en la generación eléctrica a través de los parque solares, y también lo que se viene, en cuanto a la ecosustentabilidad de los vehículos”, añadió.

Por su parte, el Presidente de la Cámara del Transporte de Tandil, Daniel Albanese, afirmó que “nosotros entendemos que es importantísimo generar conciencia en los jóvenes, sobre todo mostrar el desarrollo que ha tenido la Usina en estos tiempos”, luego de asegurar que la convocatoria del Directorio de la Usina y esta iniciativa, “no entusiasmó desde el principio”.

“Tenemos muchas esperanzas en la Usina, que es una institución muy querida por nosotros, y por toda la ciudad de Tandil. Por eso apoyamos este, y próximos proyectos”, consideró Albanese.