La propuesta pretende llevar soluciones de calefacción a hogares de los barrios con dificultades, más allá de llevar frazadas y camperas.

Se propone un modelo de estufas que existe hace muchísimos años en otros países, pero en Argentina fue el INTI el que desarrolló el proyecto alrededor de la estufa Rusa, mejorada, que llaman “Sara”.

Se caracteriza por el bajo costo, de ladrillos rojos comunes y adobe, resultando fácil para llevar a la práctica rápidamente y lograr en cada vivienda el calor seco que da un tiro balanceado, que al tratarse de casas sin red de gas es difícil implementarlo.

De esta manera, además de calentar, se puede disminuir la cantidad de humedad dentro del ambiente, algo que no hace ningún otro tipo de calefacción.

El ambiente seco generará muchos beneficios a nivel de la salud, ya que reveló que generalmente son lugares que tienen problemas con la bronquiolitis y de esta manera, la previenen.

La referente de Red Solidaria Tandil, Laura Sarmoria, presentó ante los medios el proyecto en el que trabajan hace unos tres años y para el cual necesitan financiación y donaciones.